Salmo 1, de Ernesto Cardenal.

Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del Partido

ni asiste a sus mítines

ni se sienta en la mesa con los gansters

ni con los generales en el consejo de guerra

Bienaventurado el hombre que no espía a su hermano

ni delata a su compañero de colegio

Bienaventurado el hombre que no lee los anuncios comerciales

ni escucha sus radios

ni cree en sus slogans

Será como un árbol plantado junto a una fuente.

En este poema se aprecia la fuerza que puede tener la poesía para ser utilizada en clase como introducción o colofón de un tema filosófico. Las distintas facetas del ser humano se entrecruzan en estos versos con referencias políticas (el Partido, los mítines), sociales (colegios, anuncios comerciales, radios, eslóganes) y, finalmente, la referencia metafórica de la solidez y la vitalidad que da la dignidad y el compromiso político verdadero.

Para Ética de 4º de ESO o para Filosofía de 1º de Bachillerato.

Anuncios