Interesante artículo de Jorge Wagensberg en Babelia (22.10.16) recensionando y valorando un libro de Yuval Noah Harari titulado Homo Deus. Breve historia del porvenir, que ha editado Debate en Barcelona.

“…un colectivo humano sin ficciones quedaría inerme frente a cualquier otro que se invente un dogma con el que sus creyentes puedan reconocerse y cohesionarse”.

El lenguaje humano como creador de ficciones es lo que caracteriza al hombre (muy nietzscheano), que sirven para cohesionar  elásticamente un colectivo numeroso de individuos. Si los sapiens vencieron a los neandertales fue no por su físico sino por su capacidad para cohesionarse por medio de relatos, mitos, bulos y chismorreos. Dice Harari que el neandertal desapareció por su incapacidad para contar mentiras.

Desde luego, nadie como las grandes religiones teístas para inventar relatos cohesionadores.

Anuncios